Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Que me muerde el pequeño pony!

Hoy he ido a pasar el día rodeado de caballos a un centro de equitación. Aunque no me he podido montar, por mis problemas de cadera, he pasado un día muy bueno charlando con ellos.