Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Autocontrol o despiporre?

La espontaneidad está bien, pero el autocontrol es muchas veces necesario. Hay que saber modular nuestro carácter sin llegar a convertirse en un controlador. Vamos, ¡muuuuy complicado!