Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dolores post-entrenamiento... ¡Nadie dijo que tener brazaco fuera fácil!

Ni piernas, ni pecho... Lo que realmente quiere Ramiro son unos brazos fuertes, ¡enormes! Por ello, en este capítulo le ha metido tanta caña a esa parte de su cuerpo... ¡que no puede ni sostener la cámara! Atento al entrenamiento que ha seguido.