Oriana, cañera y guerrera como siempre: "Prometo no cortarme un pelo"