María Hernández, los niños y el ataquito de pánico entre cocodrilos (2/2)