Ruth no da ni una en su challenge: así eran nuestros talentos de bebé