Bea y Rodri están preocupados y nos hablan del acoso que viven todos los días en redes sociales