Bea y Rodri y sus nuevos amigos derriban barreras y prejuicios: el amor no entiende de discapacidad (2/2)