Rodri da un paso más en su relación y Bea alucina. ¡Sí, quiere! (3/3)