Bichos, estrecheces y gritos en la noche: la alocada acampada de Bea y Rodri (2/3)