Bastonazos y peleas pero mucho amor ¡los yayos Rodea son adorables! (1/2)