El reto más vergonzoso de Gloria y Kiko. Quien pierda se pasea vestido de vaca por Gran Vía