Los preparativos de la fiesta de Halloween que acabó en pesadilla de verdad