El videoclip de Manu y Susana empezó desafinado y acabó en ataque de pánico (1/2)