El hipotiroidismo no es un delito... ¡Qué vivan las curvas!