Creo en la rutina férrea, soy como la Thatcher