Mis días de mala uva me los aguanto y luego exploto por la cosa más tonta