A Pepe le parece normal que le reconozcan por la calle y eso me da miedo