Relajarse y tomar el sol en verano: si tienes niños sabes que es imposible