Stupidavid, víctima de un ejército de Minnies