Madrid tiene niveles extremos de contaminación: ¿cómo se lo está tomando la gente?