Ola de frío extrema en EEUU: las temperaturas de -30ºC están creando muchos problemas