Las murallas de Ávila y el acueducto de Segovia son ya las nuevas estaciones de esquí