Las lluvias de este invierno dejan a la Barceloneta sin el distintivo de Bandera Azul