El viento y la lluvia arrasan las Islas Canarias: las autoridades piden a muchos vecinos no salir de casa