Calles, parques y carreteras vacías: las ciudades cierran por vacaciones