Problemas intestinales: un estudio te anima a comer grillos para acabar con ellos