Sin viento, ni lluvia, saltan las alarmas por contaminación en toda España