Así viven los vecinos de Contrasta, un pueblo alavés incomunicado por la nieve