Desprendimiento en el País Vasco: un coche queda totalmente sepultado