Las largas colas para llegar a la cima del pico del Aneto son un peligro