Aún no ha llegado lo peor: el viernes será el día más lluvioso y frío de la semana