Más de 25 l/m2 en solo una hora: las calles de Vizcaya se convierten en rápidos por culpa de la lluvia