Caídas de árboles, muros y cornisas: las rachas de viento de hasta 100 km/h azotan Málaga