La nieve caída en los últimos días reduce la sequía en buena parte de España