Los socorristas advierten: más niños ahogados debido a la distracción de sus padres con los móviles