Las olas de calor, según un estudio, tienen relación con el aumento de los feminicidios