Los últimos temporales de Sierra Nevada: carreteras cortadas, coches sepultados y negocios cerrados