A las puertas del verano, algunos embalses se encuentran casi al 100% de su capacidad