Así era Fernando Jaso cuando iba al instituto... ¡Tierra trágame!