¿Se arrepentirá Fernando Jaso del nombre que quiere tatuarse?