Chandler King, con diez años, es una promesa de la gimnasia en EEUU sus padres se han mudado 2.000 km por ella