Raúl, de 9 años, recauda fondos con cada gol que mete para ayudar a su mejor amigo, que sufre una enfermedad rara