Saca a cinco jugadores en un partido de fútbol 8 para igualar las fuerzas con el equipo rival, que solo tenía cinco niños