El alevín femenino del Barça jugará en una liga masculina por decisión del club