Tiene cinco años, ha practicado tres deportes y es un niño prodigio del tenis