Con su pelota de trapo y una camiseta del Santos: Juan, de 6 años, conmueve al mundo y el club lanza una campaña para ayudarle