Los niños a los que entrenaba Fran Carles, jugador del Linares fallecido en 2016, llenan el cielo de globos en su memoria