Jugadoras de 14 años tratan de evitar que su entrenador invada la pista para increpar a la árbitra