Las jóvenes de Río de Janeiro conquistan la ‘altinha’, un deporte que solo practicaban los chicos